Inicio

obra_antonio_pujiaFue un ciclón lo que arrasó a la Plaza Vélez Sarsfield, de Floresta, matando robles y abedules, nidos de cotorritas y zorzales, también el de los ladrones de miguitas, los queridos gorriones. Arboles añosos se rindieron al fuerte viento, que empujaba y empujaba. Hasta el árbol que le daba sombra a "La Columna de La Vida", cayó rendido a sus pies, pero antes de morir pidió un último deseo: "No dañar a la escultura de Antonio", y se le cumplió nomás, en su caída mortal una ráfaga de otra dimensión, desvió a este gigante de los robles y hoy la pareja esculpida en "La Columna de La vida", por el troesma Antonio Pujía, puede ver el sol.

Ilustración y nota de Beto Páez artista plástico de Floresta.

 

 

4003989
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
1698
2124
14485
855947
41381
64793
4003989

Your IP: 54.225.47.94
2017-10-20 20:07