Ciudad

Se realizó la jornada del programa de prevención y control del tabaquismo con el objetivo de concientizar sobre la importancia de la lucha contra su consumo, que es la principal causa de muerte prevenible en el mundo.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco se llevó a cabo una jornada orientada a concientizar sobre los riesgos de su consumo y promover acciones gubernamentales que permitan reducir el tabaquismo en la población. La diputada Victoria Roldán Méndez (PRO) encabezó el evento que contó con las exposiciones de especialistas prestigiosos en la temática.

La presidente de la Comisión de Salud, legisladora Roldán Méndez, presentó en 2016 un proyecto para adherir a la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco con el objetivo de destacar los mensajes relacionados con el control del tabaco y contribuir con los esfuerzos adoptados por la Ciudad para mitigar los daños del consumo. En sus palabras de bienvenida expresó que la prioridad es "cuidar la salud de todos los vecinos y desalentar el consumo de tabaco, que es tan dañino para el bienestar de las personas".

Durante el evento realizado en el salón "Pte. Perón" participaron autoridades del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, y se brindó un informe sobre el cigarrillo electrónico y la pipa de agua a cargo de expertos del Hospital General de Agudos Dr. Tornú y del Hospital Ramos Mejía.

Cada año las organizaciones y representantes políticos organizan campañas sobre el Día Mundial sin Tabaco para recordar los riesgos de su consumo y promover acciones gubernamentales que permitan reducir el tabaquismo en la población.

"Digamos NO al tabaco"

La Asamblea Mundial de la Salud, Órgano Supremo de la Organización Mundial de la Salud -OMS-, instituyó el Día Mundial sin Tabaco en 1987 con el objeto de generar la atención global hacia el tabaquismo y sus efectos letales, que constituye la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria.

Los efectos nocivos del tabaco son principalmente cuatro: La nicotina, que es el principal componente del tabaco y produce la dependencia; el monóxido de carbono, un gas que procede de la combustión incompleta de la hebra de tabaco y también de cualquier producto en combustión, comenzando por los humos de los vehículos de combustión interna, sea gasolina o diesel; gases irritantes, que afectan al aparato respiratorio; y sustancias cancerígenas: en el humo del tabaco se han detectado diversas sustancias potencialmente cancerígenas como el benzopireno, que se forman durante la combustión del tabaco o del papel de los cigarrillos.

El consumo de cigarrillo se lleva la vida de más de 7 millones de personas cada año y cuesta a los hogares y gobiernos más de US$ 1,4 billones en gastos sanitarios y pérdida de productividad.

En Argentina rige la Ley Nacional N° 26.687, que fue sancionada en el año 2011 y prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio de los productos elaborados con tabaco, en forma directa o indirecta, a través de cualquier medio de difusión o comunicación. También prohíbe que los fabricantes de tabaco auspicien y patrocinen ningún tipo de actividad o evento público, y a través de cualquier medio de difusión. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es una de las 14 jurisdicciones del país que cuenta con una Ley de Control de Tabaco (N° 1799).

Imagen

La diputada Victoria Roldán Méndez (medio) presidió la mesa de apertura del evento.

 

3997211
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
1884
1925
7707
855947
34603
64793
3997211

Your IP: 54.166.245.10
2017-10-17 19:09