Ciudad

El almuerzo es una de las principales comidas del día y muchos niños almuerzan en los comedores de las escuelas públicas.

La Agencia Gubernamental de Control se encarga de inspeccionar las 19 empresas concesionarias, tres cooperativas de trabajo y cuatro cooperadoras, encargadas de proveer alimentos a los chicos que comen en las escuelas.

En cada una de las inspecciones se verifica el estado de la mercadería utilizada para elaborar los alimentos y se corrobora que esté debidamente rotulada garantizando su procedencia. También se comprueba la higiene del lugar, la forma en que se manipulan los alimentos, que todos los integrantes de los Centros elaboradores tengan libreta sanitaria y el curso de Manipulación de Alimentos (que también brinda la AGC) al día. A su vez, se verifica que tengan y cumplan con el Manual de Buenas Prácticas, el POES (Procedimiento Estandarizado de Saneamiento, que se necesita a la hora de hacer limpiezas en las máquinas industriales con las que se procesan alimentos).

En la gran mayoría de los casos, los alimentos se elaboran fuera de las instituciones y son transportados en las unidades transportadoras de alimentos (UTAs). Las mismas son controladas por la AGC, verificando los datos del vehículo, que se cumplan las condiciones sanitarias y que tengan la correspondiente habilitación.

Al respecto, Ricardo Pedace, Director Ejecutivo de la Agencia Gubernamental de Control, comentó: “Para nosotros es primordial custodiar la salud de los chicos, por ello hacemos especial hincapié en los controles de estos lugares que son los encargados de alimentar a los niños durante su estadía en los establecimientos educativos. Asimismo realizamos un trabajo mancomunado con otras áreas de Gobierno para garantizar la calidad de los alimentos”.

Durante 2018 los inspectores de la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria de la AGC realizaron 91 inspecciones en estos concesionarios donde sólo realizaron 8 actas intimando a mejoras, en su inmensa mayoría, edilicias y/o de infraestructura.

Cabe destacar que la empresa concesionaria es la encargada de todo el proceso, es decir, elaboran los menús, los sirven y, posteriormente, higienizan la vajilla y/o utensilios utilizados. Asimismo son los responsables de mantener las condiciones de los comedores y cocinas que utilizan aunque pertenezcan a las instituciones educativas.

En tanto, el diseño del menú que diariamente consumen los alumnos está a cargo del Ministerio de Educación en conjunto con el Ministerio de Salud y Desarrollo Saludable garantizando así una dieta acorde a las necesidades de esta franja etaria.

Como la leche es un elemento fundamental en la nutrición de los chicos y altamente utilizada en forma diaria, la AGC realiza un control muy estricto sobre la misma: antes de repartir los lotes entre las escuelas, la AGC toma muestras de los distintos lotes de leche en polvo y en su laboratorio hace las pruebas para determinar que la leche esté con condiciones físico químicas aptas para el consumo.

5633958
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
706
2849
18612
2442944
83164
75317
5633958

Your IP: 40.77.167.109
2019-03-21 06:25