Ciudad

Luego del compromiso público realizado en noviembre del 2020 y bajo estrictos protocolos de cuidado, iniciaron las clases presenciales en la Ciudad.

Todos los chicos regresan a la escuela de lunes a viernes, al menos en una jornada simple de 4 horas, pero lo harán de manera progresiva:

Hoy, 17 de febrero, los chicos de 45 días a 5 años, los primeros tres grados del primario y de modalidad Especial y los primeros dos años del secundario.

El 22 de febrero, lo harán los estudiantes de los últimos cuatro grados del primario y de la modalidad Especial.

El 1 de marzo, los estudiantes de los tres últimos años del secundario y de los últimos cuatro años de escuela técnica.

El 8 de marzo los estudiantes de la escuela de adultos.

Y el 22 de marzo los terciarios y los institutos de formación profesional y de docentes.

Para poder retomar la vida escolar en el marco de la pandemia del coronavirus, se trabajó en el plan “Primero la Escuela”, basado en cuatro fundamentos:

La virtualidad, si bien es una gran herramienta, no es suficiente para garantizar el aprendizaje y nada reemplaza el contacto con el docente, el trabajo en equipo y aprender con los compañeros. De hecho, en 2020 el doble de chicos que el año anterior no lograron alcanzar los conocimientos deseados.

La presencia en el aula es imprescindible para la inclusión. Según una investigación de UNICEF y la Fundación INECO, las escuelas cerradas hacen que aumente la deserción escolar.

No ir a la escuela afecta el bienestar emocional de los chicos, como bien plantearon la Sociedad Argentina de Pediatría y la Academia Nacional de Medicina, entre otras instituciones.

Las clases presenciales ordenan la vida familiar y permiten organizar mejor el trabajo de los padres y madres.

El primer paso para organizar la vuelta a las escuelas fue el diálogo. Desde diciembre se trabajó con especialistas, con 15 ONGs, con más de 20 mil familias, con 7 mil docentes y con los 17 gremios.

Se relevó cada edificio escolar de la Ciudad (más de 900), para saber en qué condiciones se encontraban para cumplir con el protocolo. A partir de ese relevamiento, se trabajó junto a los equipos de cada institución para que todas las escuelas públicas cumplan con las necesidades de espacio y ventilación para que todos los chicos y chicas puedan volver a las aulas.

En algunos casos, cuando las características de los edificios no lo permitan, incluso se sumaron espacios comunitarios cercanos a las escuelas, como bibliotecas y clubes, para que puedan tener más espacio para dar sus clases.

EL PROTOCOLO

Se implementa de acuerdo a la realidad de cada escuela. El uso de tapabocas y la toma de temperatura al ingresar son medidas comunes a todas. Es un protocolo detallado con pautas para garantizar la presencialidad cuidada como por ejemplo:

El ingreso a las escuelas se realizará en forma escalonada, cada 10 minutos.

Las burbujas serán el grado, sala, curso o año.

La distancia social será de 1,5 metro como mínimo y para eso se redistribuyó el mobiliario.

Al entrar se les tomará la temperatura a todos los chicos y se limpiarán las manos con alcohol en gel.

El tapabocas será obligatorio desde sala de cinco en adelante y se les dará máscaras de acetato a los docentes.

Es clave la renovación del aire. Por eso, se mantendrán abiertas las puertas y ventanas.

Habrá recreos, pero sin contacto entre las distintas burbujas. Pueden ser en horarios escalonados o en diferentes espacios.

Algunas actividades como las clases de educación física y de música, tendrán su protocolo específico.

Quedan suspendidos por el momento los grandes actos, incluido el de inicio de clases.

Cada una de las escuelas, con participación de los directivos y los docentes, adaptan este protocolo de acuerdo a las características del edificio. Hoy los establecimientos se dividen en 5 tipos según su modelo de construcción y sus condiciones edilicias. El Gobierno los acompañará y habrá un control permanente y de manera conjunta con los gremios y la comunidad educativa, como también, de la evolución de la situación sanitaria.

Además, se habilitaron dos vías de comunicación exclusivas para que los equipos directivos de cada escuela puedan comunicarse ante cualquier inconveniente o duda respecto de la implementación del protocolo. Se trata de la línea telefónica 0800-333-3382, opción 1, que funciona los días hábiles de 8 a 20, y el correo electrónico protocolo.educativo@bue.edu.ar

9250303
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
This Month
Last Month
Total
2593
3642
26964
6068817
22817
114481
9250303

Your IP: 185.191.171.34
2021-03-07 18:46